El suelo pélvico tras el parto

El parto, como ya sabrás, genera en el cuerpo de las mujeres alteraciones que hay que tener muy presentes, no dejarlas a un lado y prevenir posibles problemas futuros. Siendo el parto la principal causante de lesiones en el suelo pélvico, hoy queremos centrarnos en él.

A veces, tras el parto se generan pequeñas pérdidas de orina o gases que son un claro aviso de que la musculatura se ha visto resentida tras el esfuerzo y el embarazo. Aunque parezca mentira, estas pequeñas secuelas nos avisan de que hay un problema, pero muchas otras veces no se presenta ningún síntoma y puede estar dañado igual. Por eso, creemos firmemente en la frase “mejor prevenir que curar”

Por eso, aunque no tengas ningún síntoma y te sientas con las fuerzas suficientes para volver a tu vida normal de deporte, gimnasio, … ¡ten cuidado! El parto es el principal factor de riesgo para que el suelo pélvico falle, siempre se sufre algún tipo de alteración en el suelo pélvico tras la salida del bebé y por ello te recomendamos que realices una valoración específica tras unas semanas.

¿Qué hay que vigilar? Muy sencillo, tienes que controlar el peso que hayas aumentado. La presión abdominal cambia y por tanto puede afectar al suelo pélvico. Evita coger mucho peso y, si lo tienes que hacer, controla bien tu higiene corporal. Es importantísimo hacerlo con cuidado y con buenas posturas.

Además, elige con cuidado los ejercicios a realizar para ayudar a tu cuerpo a volver a su sitio. Deja de lado los ejercicios abdominales, aunque creas que es lo que más te preocupa. Hay que empezar por el suelo pélvico, lo vamos a considerar como los cimientos de esta parte de tu cuerpo. Te recomendamos que acompañes tus ejercicios de suelo pélvico con una dieta correcta.

¿Sabes que los Fisioterapeutas podemos prepararte para fortalecer el suelo pélvico? El ejercicio terapéutico basado en el método pilates, o con el novedoso sistema SEMAI (Sistema electromagnético de alta intensidad) puede ayudarte a conseguirlo.  Este último es un servicio no invasivo, seguro y muy eficaz que te ayudará con problemas de incontinencia urinaria, el reforzamiento del suelo pélvico e incluso con el dolor pélvico, si es que lo sufres. Este exclusivo servicio no lo podrás encontrar en todas las clínicas de fisioterapia, pero en la provincia de Ávila te lo ofrecemos nosotros de forma exclusiva.

Si aún así tienes dudas puedes acudir a nuestra clínica o pedirnos información a través de nuestro número de teléfono o correo electrónico y te resolveremos tus dudas.