Esguinces, ¿cómo se tratan?

Si te has hecho un esguince, tienes que quedarte a leer nuestro artículo sobre el tratamiento de rehabilitación para este tipo de lesiones.

Para empezar, hablaremos de lo que es un esguince. Es una de las lesiones más habituales porque puede pasar sin estar haciendo deporte, ni nada excesivo. Es una torcedura o distensión violenta de una articulación (rodilla, tobillo, muñeca…) que puede ir acompañada de la ruptura de un ligamento o elongación.

Cuando sufres este tipo de torceduras, lo primero que debemos saber es qué tipo de esguince es, qué gravedad tiene. Lo que llamamos grado 1, grado 2 o grado 3. Como es lógico, no se puede tratar igual un esguince de grado 1 que de grado 3.

Los procedimientos habituales de rehabilitación para la lesión que tratamos hoy incluyen varias fases: tratamiento inmediato, acondicionamiento y entrenamiento, y uso del calor y del frío.

Si tu esguince es “leve” podremos tratarlo de forma conservadora. Pero si por el contrario has sentido un dolor muy profundo, se te ha entumecido el área de lesión, no puedes mover la zona o incluso tienes fiebre, seguramente estamos tratando un esguince de grado 3, tendrás que acudir al médico donde te realizarán una radiografía.

Normalmente para rehabilitar estos dolores dividimos el tratamiento en dos fases, aguda y la subaguda. ¡Sigue leyendo!

Fase Aguda

Nuestro objetivo será controlar el dolor y la inflamación, siguiendo el protocolo DHICE, que consiste en reposo, hielo, comprensión y elevación.

Con estas 4 secciones dentro de la fase inicial ayudaremos mucho a la zona afectada. Lo mantendremos durante 48 horas aproximadamente. Para poder pasar a la siguiente etapa con menor riesgo.

Fase Subaguda

El profesional debe iniciar una terapia física para intentar que la lesión deje funcionar al cuerpo con normalidad. Restaurar el rango de movimiento normal sin sentir ningún dolor es el objetivo.

El Fisioterapeuta decidirá qué técnicas, según la zona y el paciente, y ejercicios son los más adecuados para esta segunda fase. Su duración va a depender de muchos aspectos.

Si aún tienes dudas sobre los esguinces y sus posibles tratamientos, llámanos.